Camomila infusión: Beneficios para cuerpo y mente

La camomila es una hierba que cuenta con múltiples propiedades curativas, tanto para el cuerpo como para la mente. Su infusión es una de las más consumidas en todo el mundo, y sin duda, es un remedio casero predilecto de nuestras abuelas. La infusión de camomila o manzanilla como también es conocida era indicada para remediar todos los males, aunque ahora ya se sabe que no es lo correcto.

La camomila y sus propiedades

La manzanilla o camomila es una planta herbácea originaria de Europa Occidental, cuyo consumo se popularizó en el continente asiático, y es precisamente allí donde se conocieron sus múltiples propiedades medicinales y terapéuticas.  Actualmente se sabe que crecer en casi cualquier lugar del mundo sobre todo donde el suelo es arenoso y poco tratado.

Uno de los aspectos que caracteriza a esta hierba es su intenso y rico aroma, además de la belleza de sus flores, pero son sus propiedades medicinales que la hacen una hierba predilecta. No solo puede aliviar dolencias y afecciones corporales, sino que también es indicada para mitigar algún padecimiento que afecte la mente como la ansiedad y el estrés.

Podemos evidenciar entonces que sus propiedades son:

·         Favorece la digestión: regula la producción de jugos gástricos y alivia trastornos digestivos, por su propiedad carminativa.

·         Produce un efecto sedante: es ideal para aliviar dolores menstruales y de articulaciones.

·         Es tonificante.

·         Produce un efecto calmante: reduce el estrés y combate la ansiedad.

·         Tiene propiedades antiespasmódicas y expectorantes: es recomendada para aliviar infecciones respiratorias, asma, resfriados comunes, bronquitis.

·         Ayuda a conciliar el sueño: es ideal para las personas que padecen de insomnio, por sus propiedades relajantes.

·         Es antibacteriana: por eso se indica en enjuagues bucales para prevenir infecciones bucales.

Beneficios de la camomila

Esta planta herbácea aromática es utilizada como alternativa para tratar múltiples dolencias y padecimientos corporales, pero la infusión de camomila también es utilizada para calmar nuestra mente cuando está siendo agredida.

Los beneficios que otorga esta planta son tan importantes y efectivos que puede ser sustituto natural de algunos medicamentos prescritos. Y debido a que la planta no causa efectos secundarios puede ser usada en caso de que los medicamentos sean contraindicados.

Esta planta medicinal no solo es usada por ser curativa ya que también tiene propiedades cosméticas. Es utilizada para tratamientos de belleza, para el cuidado e higiene de cabellos claros y cabello de niños por ser muy suave y poco agresiva. A continuación les contamos los beneficios que otorga la infusión de camomila a nuestro cuerpo y mente.

Permite mantener una buena digestión

Tomar regularmente infusiones de camomila aporta al cuerpo muchos beneficios sobre todo a nivel digestivo. Es capaz de aliviar dolencias y malestares intestinales, regula la producción de ácidos gástricos, además activa los movimientos de los órganos intestinales para lograr una mejor digestión, evitando así que se produzca exceso de gases y dolor abdominal.  Solo basta con ingerir una taza de infusión después de cada comida para obtener estos beneficios.

Alivia afecciones bucales

Al ser fungicida y antibacteriana, por ello es una buena alternativa para combatir problemas bucales como alguna infección de encías, malos olores en la boca o dolor de garganta. Para esto se debe enjuagar la boca luego de cada limpieza dental.  

Evita la ansiedad

La manzanilla no solo sirve para tratar padecimientos físicos, sino que también es muy efectiva para tratar alguna afección mental, ya que produce un efecto calmante que ayuda a conciliar el sueño, relaja los músculos del cuerpo, regula la función del sistema nervioso evitando algún tipo de alteraciones, evita que se produzcan cuadros de ansiedad. Cuando necesites nivelar tu estado de ánimo solo ingiere una taza de esta infusión antes de ir a la cama.

Un buen aliado de la menstruación

Muchas mujeres padecen de síndrome pre menstrual, por lo que mensualmente se recurren a analgésicos comerciales que alivien este padecimiento. Pero si no quieres seguir tomando drogas puedes optar por este calmante natural que alivia los dolores menstruales y desinflama el vientre, mejorando todos los síntomas de la menstruación.

Calma el estrés

Una de sus muy preciadas propiedades medicinales es su efecto calmante y sedante convirtiéndolo en un buen relajante natural, que reduce los cuadros de estrés y evita que padezcamos de alteraciones nerviosas.

Calma irritaciones en la piel

La infusión de camomila también puede ser usada como tónico, para aliviar algún padecimiento de la piel. Es muy útil cuando existe alguna irritación producto de la ruptura celular y del tejido, ya que cuenta con compuestos taninos que ayudan a la cicatrización por medio de la activación de la producción de colágeno en la piel. El uso de estos tónicos puede a su vez reducir los signos de envejecimiento.  

Fortalece el sistema inmune

Una de sus características más importantes es la posibilidad que tiene de fortalecer el sistema inmune, ya que aporta muchos minerales y vitaminas necesarias para el crecimiento y funcionamiento de las células inmunológicas. De esta manera, se previene la aparición de infecciones, la propagación de virus, y los problemas inflamatorios y evita el contagio de enfermedades.

Aclara la hebra del cabello

Como ya habíamos mencionado, esta hierba brinda beneficios al cuerpo y a la mente, pero también es una ventaja para nuestra belleza. Puede perfectamente ser usada en el mantenimiento de los cabellos claros ya que sus componentes funcionan como agentes despigmentantes de la fibra capilar logrando que se aclare el tono de la melena.

¿Cómo preparar infusión de camomila?

La preparación de la infusión de camomila o manzanilla es muy fácil de realizar, indistintamente cual sea el propósito para este té, ya que básicamente la elaboración se lleva a cabo de la misma forma.

Ingredientes:

·         Un puñado de hojas secas de camomila.

·         Agua potable.

Preparación:

1.       Cocinar el agua hasta que llegue al punto de ebullición.

2.       Agregar las hojas de camomila.

3.       Dejar hervir por unos minutos mientras la esencia de la flor se diluye.

4.       Apagar el fuego y colar inmediatamente.

5.       Servir preferiblemente caliente.

6.       Esta infusión también se puede obtener utilizando las bolsitas de té que venden en el supermercado.

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña